Breve Resumen de la Historia Dominicana PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por editor   
Jueves 21 de Febrero de 2008 17:04
La República Dominicana es un país que ocupa algo más de los dos tercios orientales de la isla La Española, en el Archipiélago de las Antillas. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con el Mar Caribe o Mar de las Antillas, al este con el Canal de la Mona, que la separa de Puerto Rico, y al oeste con la República de Haití. Tiene una superficie territorial de 48.442 km² y una población de más de 9 millones de habitantes. La sede de gobierno y capital del país es Santo Domingo de Guzmán.

El 4 de agosto de 1496, Bartolomé Colón, hermano de Cristóbal, fundó la ciudad de Santo Domingo. Allí sería establecida la capital de la colonia, a la que los españoles denominaron Capitanía General de Santo Domingo. Por este hecho, la isla comenzó a ser conocida con el nombre de Isla de Santo Domingo y sus habitantes con el gentilicio de dominicanos. Así, el 27 de febrero de 1844, cuando los dominicanos lograron separarse de Haití, denominaron a la nueva nación con el nombre de República Dominicana.

Historia Precolombina

La isla Hispaniola fue ocupada en cuatro períodos migratorios antes de la llegada de los europeos. Estos pueblos migratorios provenían del norte de América del Sur, específicamente de las cuencas del río Orinoco, Xingú y Tapajos situados en Venezuela y las Guayanas.

Los más antiguos pobladores de las Antillas tenían una cultura muy rudimentaria; fueron recolectores, pescadores y cazadores y no practicaban la agricultura. Usaban instrumentos confeccionados con conchas y huesos de animales; llegaron a pulir la piedra para fabricar objetos y utensilios. Este grupo es denominado Arcaico (o Pre-Cerámico por la ausencia de alfarería) y probablemente llegaron a la isla alrededor del año 3000 A.C.. A la llegada de los europeos, los arcaicos solamente se encontraban en el extremo occidental de la Península Tiburón de Haití y en el occidente de Cuba, donde eran llamados Guanahatabeyes. Los taínos lo llamaban Ciboney (también escrito Siboney), es decir, "hombre que vive entre las piedras o las rocas" (ciba, piedra; igney, hombre).[2]

La segunda oleada migratoria corresponde al grupo arahuaco pre-taíno conocido en las Antillas como Igneri,[1] relacionados con el estilo saladoide de las costas venezolanas. Su alfarería llegó a ser la más elaborada de todas las Antillas. Los igneris no ocuparon el interior de la isla ni llegaron a Cuba ni a Jamaica. Fueron desplazados por la tercera oleada migratoria: los taínos, que llegaron alrededor del siglo VII de nuestra era.

 
Los taínos ocuparon todas las Antillas Mayores y las Bahamas. Desarrollaron una cultura basada fundamentalmente en la producción agrícola que les permitió realizar una apreciable actividad artesanal de objetos de barro y madera. Además, los taínos fueron excelentes escultores que confeccionaron artefactos ceremoniales de gran expresión artística.

La última oleada migratoria fue la de los caribes, que llegaron a ocupar todas las Antillas Menores pero que todavía no se habían asentado en Puerto Rico y la isla de Santo Domingo a la llegada de los españoles. Aparentemente los pueblos macoriges o macorizes (singular, macorix) y ciguayos, que ocupaban la Península de Samaná y el norte de la isla,[2] eran grupos arahuacos diferentes a los taínos que llegaron a la isla unos 600 años antes de la llegada de los europeos.[3]

Descubrimiento y conquista

Llegada de Cristóbal Colón a la isla de Santo DomingoCristóbal Colón descubrió la isla el 5 de diciembre del 1492, bautizándola con el nombre de La Española.[4] Al continuar la exploración de la costa norte, la carabela Santa María encalló en un banco de arena; con los restos de la nave, construyó el Fuerte de La Navidad. Entonces Colón ordenó regresar a España, dejando una guarnición de 39 hombres al mando de Diego de Arana.

Al regresar a la isla durante su segundo viaje en 1493, Colón encontró que el Fuerte de La Navidad había sido atacado y destruido por indígenas a cargo del cacique Caonabo. Entonces decide construir La Isabela, la primera ciudad europea del Nuevo Mundo, y organizó varias expediciones al interior de la isla que resultaron en la construcción de varias fortalezas y en el control del Cibao.[5]

Antes de partir a España, Colón dejó a cargo de la colonia a su hermano Bartolomé Colón quien, como Adelantado de la isla, fundó la ciudad de Santo Domingo en 1496. Pero los desordenes y las sublevaciones motivaron que la Corona Española enviara a Francisco de Bobadilla para hacerse cargo de la situación, quien ordenó como primera medida la detención de Cristóbal Colón y su familia, quienes fueron embarcados hacia la Península. Le sucedió Nicolás de Ovando y luego el hijo del almirante Diego Colón, entre los años 1509 y 1523.

Durante la conquista y colonización, se estableció el primer Obispado (1504), la primera Capitanía General, el primer Virreinato y la primera Real Audiencia (1511) de toda América; se construyó la primera iglesia (Ermita del Rosario, 1496), el Hospital de San Nicolás (1503) y la primera catedral (1530), entre otras edificaciones.

Durante el siglo XVI La Española gozó de buena posición económica y social; las primeras expediciones conquistadoras partían desde la isla. Pero desde finales de ese siglo y luego de la conquista de los grandes territorios de América del Norte y América del Sur, la isla fue quedando relegada a un segundo plano, hundiéndose cada vez más en la pobreza.

División de la isla de Santo Domingo

En 1586, el inglés Francis Drake atacó a la isla y saqueó la ciudad de Santo Domingo. Entre 1605 y 1606 se llevó a cabo un proceso de despoblamiento de la parte Oeste de la isla, en lo que se conoció como las Devastaciones de Osorio, por Antonio Osorio, entonces gobernador español de la Isla, lo cual dio inicio al proceso de poblamiento gradual por parte de bucaneros y filibusteros franceses.

Hacia 1630, franceses, holandeses e ingleses se apoderaron de la isla Tortuga. Desde esa isla los franceses comenzaron la penetración en la parte occidental de La Española. En 1697, por el Tratado de Ryswick, España cedió a Francia esa parte de la isla, actual Haití. La parte oriental de la isla, para ser diferenciada de la colonia francesa de Saint Domingue, se le llamó Santo Domingo Español o Santo Domingo Oriental.

En 1777, con el Tratado de Aranjuez, se fijan los límites entre la parte francesa y la española.

Revolución Haitiana

El 16 de agosto de 1791 se produce una sublevación de esclavos en la colonia francesa que se extendió rápidamente. En 1795, tras el Tratado de Basilea, España se vio obligado a renunciar a su soberanía en toda la isla, que pasó a manos francesas.

En 1801 Toussaint penetró a la parte Este de la isla y llegó a la capital acompañado por un numeroso ejército. El 1 de enero de 1804 Juan Jacques Dessalines proclama la independencia de Haití. Mientras se proclamaba la independencia, en Santo Domingo se inicia la Era de Francia siendo Ferrand el que se convierte en el organizador de la colonia.

En 1805, Henri Christophe y Dessalines toman la ciudad de Santiago y después se dirigen a Santo Domingo con un numeroso ejército, pero ante la resistencia de Ferrand se ven obligados a retirarse.

Entre los años 1806 y 1809, tras la muerte de Dessalines y subida al poder de Christophe y Petión, la República de Haití queda dividida en dos repúblicas independientes. En ese período Ferrand administra la colonia francesa del Este.

La Reconquista y la España Boba

En 1808 Napoleón invade a España y, a partir del decreto promulgado por Ferrand en donde prohíbe el comercio de ganado con la parte occidental de la isla, el sector hatero organizado por Juan Sánchez Ramírez inicia la resistencia apoyados por los ingleses. Esta etapa se llamó Guerra de Reconquista la cual tuvo momento culminante el 7 de noviembre de 1808 en Palo Hincado.

El 11 de julio de 1809 los franceses aceptaron capitular y reconocer la derrota. Las tropas inglesas ocupan Santo Domingo hasta agosto en que abandonan y la parte Este vuelve a ser colonia de España. Así se inicia el período de España Boba que duró hasta 1821.

Inspirado por las ideas liberales, José Núñez de Cáceres conspira contra España en el Este y el 1 de diciembre de 1821 proclama la independencia de la parte Este de la isla creando así el Estado Independiente del Haití Español. Esto se recoge en la historia como Independencia Efímera. Boyer al final decide ocupar la parte Este de la isla en febrero de 1822, tan solo tres meses después de la proclamación de independencia por Núñez de Cáceres.

Independencia Nacional

Con la llegada de Boyer a la parte oriental de la isla se abolió la esclavitud y se planteó una profunda reforma agraria. Con esto se da inicio a la Dominación Haitiana, el 9 de febrero de 1822. En la parte Oeste de la isla se inician conspiraciones contra Boyer a partir de 1827, los que obligan a que salga al exilio en enero de 1843.

En el Este también se inicia un proceso revolucionario contra la Dominación Haitiana encabezado por liberales, entre ellos Juan Pablo Duarte, Ramón Matías Mella y Francisco del Rosario Sánchez. Se funda el movimiento clandestino La Trinitaria el 16 de julio de 1838. Cuando Charles Herard llega al poder, se inicia la persecución de los trinitarios. Para esta época habían grupos que querían la anexión a Inglaterra, Francia o España. Estos grupos se anteponen a las ideas independentistas de los trinitarios.

En 1843, aunque Duarte no estaba, los trinitarios no cejaban en sus acciones y en la causa de la libertad del país. Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella y Vicente Celestino Duarte dirigían a los trinitarios, quienes casi sin recursos hacían circular las ideas en hojas manuscritas, para organizarse y sumar adherentes a las ideas separatistas.
 

Ramón Matías Mella dispara el “trabucazo

El 16 de enero de 1844, fue redactada por don Tomás Bobadilla y Briones, la Manifestación de los pueblos de la parte Este de la isla, en la que se enunciaban las causas de su separación de la República haitiana. Esta Manifestación sería la ley que regiría la república proclamada, hasta que se promulgara su Constitución.

La noche del 27 de febrero de 1844 se congregaron poco a poco pequeños grupos de patriotas que provenían de las distintas zonas de la ciudad. El comienzo de la acción separatista radical fue indicado por un “trabucazo” disparado por Ramón Matías Mella en la Puerta de la Misericordia, y que fue oído por todos los habitantes de la ciudad.

Aunque Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria, se hallaba ausente, la noche del martes 27 de febrero de 1844, en la Puerta del Conde de la ciudad de Santo Domingo, la República Dominicana era proclamada por Francisco del Rosario Sánchez, jefe del movimiento tras la ausencia de Duarte, Tomás Bobadilla y Briones, representante de los conservadores, Ramón Matías Mella, Manuel Jiménez, Vicente Celestino Duarte, José Joaquín Puello, Gabino Puello, Eusebio Puello, Eduardo Abreu, Juan Alejandro Acosta, Remigio del Castillo, Jacinto de la Concha, Tomás de la Concha, Cayetano Rodríguez, Félix María del Monte y otros patriotas, quienes expresarían a a las autoridades haitianas su indestructible resolución de ser libres e independientes, a costa de nuestras vidas y nuestros intereses, sin que ninguna amenaza sea capaz de retractar nuestra voluntad.

La naciente república quedó dirigida por una Junta Central Gubernativa bajo el poder de los conservadores hasta el 14 de noviembre de 1844 en que Pedro Santana es electo como el Primer Presidente Constitucional de la República Dominicana.

Durante varios años los haitianos realizaron varias invasiones, pero que fueron frustradas por el ejército Dominicano.

BATALLAS POR LA INDEPENDENCIA

Batalla                                  Fecha                                                  Lugar
Primera Campaña
Azua                                   19 de marzo 1844                                   Azua
Santiago                             30 de marzo 1844                                   Santiago
El Memiso                           13 de abril 1844                                      San José de Ocoa  
Puerto Tortuguero              13 de abril 1844                                      Azua
Segunda Campaña
La Estrelleta                        17 de septiembre 1845                            Elías Piña
Beller                                   27 de octubre 1845                                 Dajabón
Tercera Campaña
El Número                           17 de abril 1849                                       Azua
Las Carreras                       23 de abril 1849                                       Azua
Cuarta Campaña
Santomé                             22 de diciembre 1855                               San Juan
Cambronal                          22 de diciembre 1855                               Neiba
Sabana Larga                     24 de enero 1856                                     Dajabón


A este período de la historia se le llamó Primera República, que comprende desde la formación de la nación, el 27 de febrero de 1844 hasta la anexión de la República a España en 1861.

La Anexión y la Restauración

A partir de ese momento, y a falta de un liderazgo sólido de sus dirigentes, se inicia una era dominada por hacendados que tenían poder económico, turnándose los gobiernos durante breves períodos. Durante este tiempo, grupos internos no se sentían contentos con la autonomía y buscaron anexarse nuevamente a España, hecho que lograron el 18 de marzo de 1861. Dentro de estos grupos se encontraba Pedro Santana.

En 1865, se recupera la independencia, pasando nuevamente a una etapa de falta de liderazgo y cambios continuos de gobernante. Esta situación duró hasta que Ulises Heureaux (Lilís) instaló su dictadura durante 12 años (1887-1899) hasta que fue asesinado.

La Primera Ocupación Militar Estadounidense

Durante los inicios del siglo XX, la inestabilidad política y económica y el atraso en los pagos de los empréstitos realizados durante el siglo XIX, dieron pie a lo que se denominó la Primera Invasión Estadounidense, que se extendió desde 1916 hasta 1924. Durante el período 1924-1930, la economía dominicana vivió un período que se denominó la Danza de los Millones, motivado principalmente por el aumento en los precios internacionales del azúcar.

La Era de Trujillo

Desde 1930 hasta 1961 el país estuvo bajo el dominio dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo. Esta dictadura es considerada como una de las más sangrientas, represivas y férreas de América Latina. Este periodo fue y es conocido como la "Era del Jefe". A pesar de todo, el país siguió viviendo una bonanza económica gracias a la venta y producción industrial del azúcar y otros productos agrícolas para la exportación, que eran enviados sobre todo a los Estados Unidos y Europa. Trujillo fue uno de los hombres más ricos y poderosos de la historia dominicana, utilizando su poder para la opresión del pueblo y el enriquecimiento personal y familiar. Curiosamente; Trujillo creó la imagen de hombre fuerte que los dominicanos necesitaban para tener una economía estable y un país en paz. Se hizo ver a sí mismo como un protector de la patria construyendo enormes monumentos, estatuas, parques y lugares a su honor; entre ellos, el Monumento a la Paz de Trujillo en Santiago (hoy Monumento a los Héroes de la Restauración), creó la provincia Trujillo a su honor, y también muchas escuelas y hospitales y parques, avenidas, calles y puentes que llevaban su nombre o de familiares. El 60% de las industrias del país pertenecía a Trujillo, además de sus enormes propiedades y fincas, haciendas y casas de veraneo. En 1937 ordenó una violenta matanza de ciudadanos de origen haitiano que vivían en la zona fronteriza dominicana, en la cual se estima que murieron más de 15,000 haitianos. Esta decisión; personal e inhumana; provenía de su deseo de dominicanizar la frontera. El racismo de Trujillo lo llevó a fomentar la inmigración de miles de españoles, húngaros, japoneses y judíos, entre otros, con el motivo de "blanquear" la raza. Todo este odio hacia los haitianos, provenía "probablemente" de un sentimiento de inferioridad, por su origen mulato; ya que a pesar de que su padre era hijo de un ex militar (telegrafista) español, su abuela Luisa Ersina Chevalier, era de origen haitiano. Luego de la eliminación del «Movimiento 14 de junio» (1959) y el asesinato de las Hermanas Mirabal (se da por un hecho de que su muerte fue encargada por Rafael Leónidas Trujillo), el régimen comenzó a decaer rápidamente hasta que Trujillo fue asesinado en 1961. Con el asesinato del general Leonidas Trujillo terminó para la República Dominicana una etapa dictatorial que duró 31 años.

Historia reciente

Luego de la muerte de Trujillo, el país pasó por varias direcciones políticas entre las que se encuentran la del profesor Juan Bosch, que fue derrocado a los 7 meses debido a sus intenciones de reformas sociales y a su supuesta inclinación marxista. Un Triunvirato representante de la oligarquía neotrujillista substituiría a la primera experiencia democrátrica dominicana después de 30 años de dictadura.

La restitución del gobierno democráticamente elegido del Dr. Juan Bosch fue reclamada por segmentos de las fuerzas armadas leales al gobierno constitucional. Estas facciones dieron participación al pueblo proveyendo armas y equipamiento militar para destituir al Triunvirato que había sido instalado en el gobierno. Esto dio inicio a una guerra civil debido a la división de las fuerzas armadas. Este enfrentamiento trajo finalmente una intervención militar estadounidense amparada en la defensa de los "intereses" norteamericanos.

En 1966 Joaquín Balaguer ascendió al poder y se mantuvo en él durante un periodo de 12 años, en un gobierno de mano dura, durante el cual se valió de fraudes electorales, al mismo tiempo que utilizaba la represión sobre sus opositores políticos con el objetivo de que la competencia fuera prácticamente nula y legitimar su reelección "democráticamente".

Durante las elecciones del año 1978, resultó electo Antonio Guzmán Fernández, del opositor PRD. Fue el primer gobierno elegido por el voto popular desde 1966. Su mandato se caracterizó por ser uno de los más liberales que había tenido la República Dominicana en décadas. Termina cuando Guzmán se suicidó en el dia 4 de julio del año 1982. Fue sucedido por el vicepresidente de turno, Lic. Jacobo Majluta, quien gobernó por 43 días.

En 1982 ganó las elecciones Salvador Jorge Blanco, del entonces partido gobernante PRD, en reconocimiento a sus buenas ejecutorias.

En 1986 retomó el poder Joaquín Balaguer, quien a la sazón tenía cerca de 80 años. En 1990 resultó vencedor Joaquín Balaguer en unas elecciones empañadas por denuncias de fraude por parte de Juan Bosch, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y de José Francisco Peña Gómez, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) respectivamente según la cantidad de votos publicados por la Junta Central electoral.

En 1994, Joaquín Balaguer resultó nuevamente vencedor en las elecciones, contra José Francisco Peña Gómez y Juan Bosch variando el panorama electoral solamente desde el punto de vista de los partidos opositores. Como resultado de una reforma constitucional del 14 de agosto del mismo año, Joaquín Balaguer ve recortado su período presidencial a dos años, acordando la celebración de elecciones en 1996 y con la condicionante de que no se postularía de nuevo en el 1996.

En 1996, con el apoyo del Doctor Joaquín Balaguer y el Partido Reformista Social Cristiano, resultó electo Leonel Fernández del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el cual llevó a cabo un plan de recuperación económica en la República Dominicana a partir de negociaciones y viajes hacia el exterior y convirtiendo a la República Dominicana en sede de algunas reuniones de países y estados. Este gobierno se caracterizó por el crecimiento economico y la privatización de las empresas del Estado, las cuales solo habían servido como medio de corrupción y enriquecimiento de una clase politica.

Se hicieron grandes inversiones en infraestructuras como carreteras, puentes, escuelas y se le dio un gran impulso a la educación digital.

Además, se restablecieron las relaciones con Cuba y se firmó el acuerdo de libre comercio con Centroamerica, el cual fue la genesis para la firma de DR-CAFTA.

En 2000, Hipólito Mejía ascendió al Poder Ejecutivo. Su gobierno estuvo marcado por grandes reformas económicas y sociales algunas buenas para el pueblo dominicano, y otras devastadoras, aparte de una descentralización del presupuesto nacional. Entre las leyes que se destacan están la de Seguridad Social, el Código Monetario y Financiero, Mercado de Valores, Electricidad, Comercio Electrónico, Ley de Policía, Medio Ambiente, Salud, Cámara de Cuentas, Ley de Seguros, Independencia Administrativa y Presupuestaria del Poder Legislativo y Judicial; además, creación de la Provincia Santo Domingo y sus Municipios, mayor partida presupuestaria para los ayuntamientos, así como otras muchas leyes, lo que le permitió en las elecciones de medio término del año 2002 el reconocimiento de la población, al obtener una mayoría congresional y municipal.

Al gobierno del presidente Mejía le tocó negociar el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, principal socio comercial. También promovió diversas medidas comerciales que encarecieron el costo de la vida en República Dominicana como fue el famoso "Paquetazo económico" (a inicios de su gobierno), a lo que le siguió la venta de "bonos soberanos". Este "paquetazo" económico estuvo acompañado de un paquete de medidas sociales, incluyendo ayudas a productores agrícolas, subsidios a la tarifa eléctrica, construcción de calles, aceras, caminos vecinales, etc., así como subsidios a familias pobres cuyos hijos asistían a las escuelas.

No obstante, la inestabilidad económica provocó que muchas empresas de capital extranjero se retiraran del mercado dominicano o simplemente quebraran; la situación era peor en las empresas locales. En el año 2003 la crisis económica se agudizó por la quiebra de tres entidades bancarias cuyos ahorrantes el gobierno trató de proteger.

El gobierno se vio desacreditado en los ámbitos internacionales provocando la pérdida generalizada de la confianza de los agentes económicos, el aumento de la inflación y el encarecimiento de la vida del dominicano que provocaron el fracaso del proyecto releccionista de Hipólito Mejía en el 2004, perdiendo las elecciones ante el Doctor Leonel Fernández.

Al iniciar su segundo mandato presidencial, el presidente Dr. Leonel Antonio Fernández Reyna se esforzó en combatir la crisis económica fruto del fraude bancario que se había estado gestando en el país desde finales de los años ochenta, a un alto costo del producto bruto interno. Sin embargo, para combatir esta crisis, fueron necesarias tomar medidas drásticas que encarecieron la vida de los dominicanos, entre ellas la reducción de la tasa del dólar, provocando la pérdida de más de 120.000 empleos en las zonas francas, un salto impresionante en la deuda interna, provocando que el Banco Central de la República Dominicana terminara tan adeudado que fue necesario considerar su capitalización, entre otras medidas.

La actual gestión del Presidente Leonel Fernández ha diversificado sus planes de inversión. Por un lado, para paliar la crisis en el transporte de la Primera Ciudad del Nuevo Mundo, el Presidente Leonel Fernández inició los trabajos de construcción de las primeras líneas del metro; las principales vías de comunicación hacia los polos turísticos del país están siendo ampliadas o arregladas; la construcción de nuevas escuelas o la construcción de más aulas, así como dotar a las comunidades en combinación con las escuelas, las iglesias o los clubes, la dotación de centros de informática con computadoras modernas, internet y las condiciones ambientales que le permitan a los estudiantes de escasos recursos tener acceso a los medios que, a su vez, permitirán de forma paulatina reducir la brecha digital, con el fin de ir dando pasos firmes en la capacitación en áreas especializadas de nuestra mano de obra.

Durante los primeros su mandato, se ha logrado revertir el descrecimiento de la economía, logrando un crecimiento de 2.4% en el 2004, un 9.6% en el 2005, 11.6% en el 2006 y 7.5% en el 2007, convirtiendo al país en uno de los de mayores crecimiento económico regional y mundial.

Última actualización el Martes 29 de Abril de 2008 06:40